Manteniendo la Comunión con Dios

Manteniendo la Comunión con Dios

La clave para mantener nuestra comunión con Dios es por medio de confesar nuestros pecados.

Somos salvos por medio de la fe – cuando creemos en Cristo, él nos recibe como hijos. Como Padre, Dios demanda obediencia total de sus hijos. Entonces, cuando uno desobedece, y peca, no pierde uno su posición de hijo – lo que pierde es la comunión con el padre. Es imposible que dejemos de ser hijos de Dios – pero si es posible perder la comunión con Dios.

¿Cómo está su comunión con Dios?
¿Hay algo que está estropeando su comunión con Dios?
¿Hay pecados secretos, pecados ocultos?

Veamos tres principios que nos ayudaran a mantener nuestra comunión con Dios en 1 Juan 1:5 al 9.

Compartir

Mensajes Recientes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *