La Santificación del Espíritu Santo

La Santificación del Espíritu Santo

Dios llama a todo creyente a ser santo: a renunciar al pecado y vivir para él. Esto no quiere decir que seremos perfectos, sino que ya no más seremos esclavos del pecado – sino siervos de justicia. Somos salvos por gracia, pero no debemos permanecer en el pecado – sino que debemos vivir en santidad.

Antes de ser salvos, no podíamos guardar los mandamientos de Dios. Pero ahora, como creyentes, hemos recibido al Espíritu Santo, y él nos da el poder para vivir en Santidad.

Descargue el bosquejo aquí:

Bosquejo
Compartir

Mensajes Recientes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *