La Persona del Espíritu Santo

La Persona del Espíritu Santo

El creyente debe conocer al Espíritu Santo y debe andar en el Espíritu. Pero debemos reconocer la personalidad del Espíritu Santo – o sea, que es una persona. Es una doctrina fundamental – es una doctrina sencilla pero importante.

Si es una persona, entonces:

  • Se le debe adorar
  • Se le debe servir – no es una cosa que se usa
  • Se debe tener compañerismo con el

Es una persona – porque nos acompaña todos los días – fue enviado por Cristo para tomar su lugar. Como se sentiría tener a Cristo en todo momento, para ayudarle en: que decir, que pensar, a donde ir. ayuda al creyente guiándole, instruyéndole, ayudándole, consolándole y animándole.

Tiene un trabajo que solo una persona puede hacer

  • Ninguna fuerza u cosa puede tomar el lugar de una persona
  • Ninguna influencia puede tomar el lugar de Cristo

Tenemos la presencia de Cristo en el Espíritu Santo. Debería ser tan real para nosotros como lo fue para los discípulos.

Descargue el bosquejo aquí:

Bosquejo
Compartir

Mensajes Recientes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *