La Doctrina del Espíritu Santo

La Doctrina del Espíritu Santo

Es imposible vivir la vida cristiana en victoria sin la ayuda y poder del Espíritu Santo.

El creyente debe conocer al Espíritu Santo – conocerlo como se conoce a una persona y no una mera fuerza impersonal. El creyente debe conocer al Espíritu Santo y debe andar en el Espíritu.

Si es una persona, entonces:

  • Se le debe adorar
  • Se le debe servir – no es una cosa que se usa
  • Se debe tener compañerismo con el

Es una persona porque nos acompaña todos los días y fue enviado por Cristo para tomar su lugar. Como se sentiría tener a Cristo en todo momento, para ayudarle en: que decir, que pensar, a donde ir, guiándole, instruyéndole, ayudándole, consolándole y animándole.

Lo tenemos – tenemos la presencia de Cristo en el Espíritu Santo.

Bosquejo
Compartir

Mensajes Recientes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *