Cómo ayudar a los hermanos problemáticos

Cómo ayudar a los hermanos problemáticos

Hay cristianos dentro de la Iglesia que necesitan que les ayudemos; algunos son recién salvos (bebes en Cristo), otros son cristianos de tiempo, pero son carnales. Esta es una carta para los “hermanos” – se dirige a la congregación – la Iglesia local. Los “hermanos” tenemos responsabilidades para con los miembros de esta congregación.

1 Tesalonicenses 5:14
14  También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos.
15  Mirad que ninguno pague a otro mal por mal; antes seguid siempre lo bueno unos para con otros, y para con todos.

Compartir

Mensajes Recientes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *